close
La izquierda ¿tamién ye un sentimientu?

La izquierda ¿tamién ye un sentimientu?

2013-08-09329Visitas

Anden los llobos peles cais. Dacuando, mazcaraos d’executivos del Fondo Monetariu Internacional, o del Bancu Central Européu. Dellos, más sofisticaos, ponen la mázcara d’un tal Olli Rehn, comisariu de nun sé qué, o del cara bugre d’Almunia comisariu de sí sé qué. Y yá, dende va un tiempu, pero agora ensin careta, a cara descubierta, la clas empresarial española. Toos apunten «la recortada» na mesma direición: contra’l trabayador. Desrregulen los mercaos, cambien contratos a tiempo enteru por otros a tiempu parcial, cárguense los convenios coleutivos, tracamundien les condiciones de trabayu al so gustu y despiden cómo y cuando-yos da la real gana. Ye l’avance implacable del llobu lliberal, abellugáu por unos gobiernos que son d’ellos y pa ellos.

Xunto a esta cacería al revés -los llobos cacen a les persones- esa entelequia que cada vuelta pinta menos y que se llama «la izquierda» plantega, como gran aición frente a lo que vien, volver al Día de la Cultura de Los Maizales. A l’alcordanza de los vieyos tiempos, cuando esa pallabra -la izquierda- tenía dalgún sentíu. A volver a sentir enllenase’l pechu colos vieyos/eternos cancios: «Nun pasarán», «Nun nos moverán», «We shall overcome» o «Viva el quintu reximientu». A los cantautores, a los eslóganes, al «el pueblu xuníu inxamás será vencíu». La convocatoria parte de dalgunos políticos o ex-políticos d’izquierdes que nun fueron a aparar l’avance de les dereches y agora, paez qu’impotentes, tornen los güeyos atrás a «qué bien se vivía contra Franco».

Nunca fui yo de munches cellebraciones señaldoses, y esto de Los Maizales (en realidá El Tragamón, los Maizales yera un chigre de la rodiada) podía tener una cierta gracia como recordatoriu d’un tiempu pasáu. Pero lleo nos papelos, y ye lo que me mueve a escribir esto, que dalgún de los participantes diz que ye un mou de volver a xuntar a la izquierda d’esti país, ya inclusive que se trata d’una «refundación» (sic) de la izquierda. Asina nos lluz el pelo. Mentanto los llobos siguen peles cais colos caniles afilaos, les izquierdes vuelven a refundase na carbayera de los Maizales. Quiero recordar que, el sentíu que tenía aquella fiesta de la Cultura, yera la de facer un actu políticu cuando nun se podía facer política d’otru mou. Pero agora que sí se pue, ye un retrocesu absurdu volver a aquelles barricaes en llugar de plantar cara a esi capitalismu xabaz qu’amenacia con acabar cola democracia y colos drechos que tanto costó ganar. Y como lu hai que ganar ye cola política, non con un festexu mui guapu y mui asturianu, pero que tien otres connotaciones. Hai unos cartelos mui «cursis» que dicen que’l Sporting ye un sentimientu. Ye la coartada de los intelectuales pa dir al futbol al que siempre catalogaron como un alloriamientu franquista. Como ye un sentimientu, y nos sentimientos nun se manda… nun ta mal dir a ver al Sporting. Cola izquierda va a pasar lo mesmo. Nun ye una forma d’atalantar la política, nin una forma de lluchar por unos derechos y unes igualdaes. Va a ser tamién… un sentimientu. Lo malo ye que, mentanto xugamos a esto, los llobos anden de fiestín.

Leave a Response