close
Nun ye eso, nun ye eso…

Nun ye eso, nun ye eso…

2011-04-14467Visitas

ii-republicaEsa fue una de les famoses frases pronunciaes pol filósofu español Ortega y Gasset al respective de la República. Primero fue aquella de «Delenda est monarquía», que finiquitaba los intentos de Alfonso XIII de perpetuase nel poder, intentando asonsañar la Dictadura de Primo de Rivera, cola Dictablanda del Xeneral Berenguer. Nesti casu acertó l’ilustre autor de la «España invertebrada». La segunda, que da títulu a esti pequeñu comentariu, pronuncióla meses depués de principiar a funcionar la república, en desacuerdu de cómo taben faciéndose les coses. El bono del filósofu fue bien ceo superáu polos acontecimientos, y terminó xustificando al réxime del Xeneral Franco como «un mal menor».

Véome na obligación de dicir lo mesmo que don Xosé, depués d’asistir a la manifestación de Xixón n’alcordanza del 80º aniversariu de la proclamación de la II República. Munches banderes republicanes. Tamién d’otros grupos o partíos, sobre too los comunistes. Nada qu’oxetar. Pero, una vuelta asitiaos na Plaza Mayor, toma la pallabra un puntu que se pon a falar encesamente… de la «invasión» de Libia poles fuerces reaccionaries, personalizaes nos malvaos norteamericanos y la so cohorte d’aliaos, y OTAN non, y bases fuera.

Nesi momentu, entróme la furia ciega y colé dexándolos ellí coles sos banderes y les sos pancartes. Y ye que too tien el so momentu y el so contestu. Paezme perbién metese colos americanos, coles bases, cola OTAN, col Fondu Monetariu Internacional y col «tea party», pero cuando se fai una manifestación n’alcordanza d’un fechu tan trescendental pa la Historia d’España como fue la II República, ¡coño, hai que tar no que cellebramos! Podría falase de mil coses rellacionaes col tema, ya inclusive col proyeutu d’una III República, pero nun se pue aprovechar too pa «danos la vara» con coses ayenes al llugar y al momentu. Y ye qu’hai xente que, como nun tien oyentes propios, tien qu’aprovechar cualquier concentración de más de diez persones pa soltanos los mesmos «rollos» de siempre. Bono, pues si eso ye asina, conmigo que nun cuenten pa otra vez.