close
Olivando

Olivando

2010-11-14BushCarbónSaharaSidra430Visitas

sahara-occidentalSAHARA.- Esto paez el mundu al revés. Agora’l gobiernu de Marruecos echa la culpa a la prensa española de decir mentires y alendar a la revuelta. A una prensa a la que nun dexen pasar y, cuando lo fai, trátenla como a delincuentes. La única culpa ye bien sabida. La d’un país qu’incumple dafechu los mandaos de la ONU y que trata de ganar, pela fuercia, lo que nun ye a ganar pola llei. Nestos momentos tien, amás, un problema añadíu, en forma d’unos colonos qu’asitió nel Sahara Occidental col envís de, si se facía’l famosu Referendum pola independencia, que sumaren más votos que los saharahuis pa pasar a pertenecer a Marruecos. Pero agora, talo que pasa en Palestina, esos colonos son una fuercia que campa al so aire, llantando la violencia nos territorios que quieren controlar y torgando cualquier camín haza la paz. Soldaos y colonos escontra un pueblu qu’arrana pola llibertá.

SIDRA.- Nun ye un tema menor la polémica sobre la sidra. Pue que muncha xente que nun tien otres fontessidra d’información que la Wiquipedia o páxines d’internet, termine creyendo que la sidra inventáronla los vascos. Gran mentira que pue salir alantre cola avezada inoperancia del Gobiernín Asturianu. Yá l’historiador romanu Estrabón, años enantes de Xesucritu, falaba de la bebida de los ástures zytho (la sidra) a la que, por cierto, criticaba pues yera muncho peor que’l vinu qu’ellos bebíen. Y hai documentos medievales nos que tamién se fala de la sidra asturiana. Dicen los ignorantes de too esto que los vascos inventaron la sidra nel sieglu XI, cuando equí tábemos ya fartucos de bebela. Amás, nel País Vascu nunca nun hubo nenguna cultura de la sidra. Recuerdo que cuando yo fui a estudiar Económiques a Bilbao, añu de gracia de 1964, namás había una especie de sidra duce, tipo El Gaiteru, que se llamaba «Mai-Ona» y que nun s’alcontraba en nengún bar, nin tasca, había que la comprar na tienda. Y agora son «los reis del mambo». Que nun vengan agora vendiéndonos motos, que yá tuvimos equí a la SUZUKI.

principiodegaleria-1920CARBÓN Y GALLEGOS.- Los nuestros vecinos del occidente siguen amosando’l cariñu que nos tienen y paralizando’l decretu d’axudes al carbón asturianu. Pero nun sólo les empreses elletriques, sinón el propiu gobiernu de la Xunta que s’enxareyó nel tema xudicialmente. Mentanto, el Gobiernín Asturianu, como l’Ebro, «guarda silenciu». El casu ye que los que protesten son tan contaminantes como nosotros y, amás, fáenlo con carbón estranxeru. En cuantes a les privilexaes compañíes ellétriques, tan bones pa callar. Veremos cómo acaba l’asuntu.

MEMORIES D’UN PAYASU.- Que me perdone la xente d’una profesióngeorge-bush tan guapa como son los payasos. Nun hai cosa más prestosa na vida que facer reir a los demás,  sobre too si son neños. Pero nun se m’ocurre otru mou de llamar a esi zoquete de George Bush qu’escribe unes memories (paez que sí sabe escribir) nes que diz qu’él, na guerra d’Irak, fue «un disidente». ¿Un disidente de qué, babayu? Lo único que fuiste ye un disidente del xéneru humanu, declarando una guerra mentirosa, illegal, inxusta, cruel y que dexó (ta dexando) un regueru de muerte y desolación. Pasarás a la Historia, xunto al Ansar y al Inglés, como criminal de guerra. Esa ye la  «memoria» que dexarás de ti.