close
Pete Seeger

Pete Seeger

2014-02-01Pete Seeger414Visitas

Morrió col banjo na mano. Un instrumentu qu’él, anque yera pacifista, emplegaba como una metafórica ametralladora p’ametrallar, pa fustigar, tolo que yera una torga pal desarrollu humanu, pa la igualdá ente tolos hombres y muyeres. Pete Seeger tuvo siempre del llau de los perdedores, y en frente de toles guerres y los que se beneficiaben con elles. Compartió escenariu y «prau» (más «prau» qu’escenariu) con otros grandes del hippismu y del pacifismu: Goody Guthrie (col que formó grupu), Joan Baez, Phill Ochs, Tom Paxton y el mesmu Bob Dylan, col que tuvo les sos coses. Seeger nunca nun entendió’l cambiu comercial de Dylan, él que siempre siguió fiel a los campesinos, a los probes, a los desposeyíos…

Dende una perspeutiva española y republicana, hai que da-y les gracies pola atención que siempre punxo en favor de la República, los homenaxes al Batallón Lincoln que tanta sangre dexó per estos campos, les sos canciones (dalgunes xunto cola Baez) de la Guerra Civil Española. Nun fue casualidá. Tamién combatió escontra la Guerra del Vietnam cola so firme postura, y el so compromisu moral y musical. Como dicimos en Xixón: «Yera un gallu».

Agora dexa esti mundu, cosa qu’a toos nos llegará, pero déxalu con una fonda buelga llantada na so vieya piel. Una buelga que debería servir pa qu’otros más mozos ocupen el so llugar. Va a ser mui difícil, pero’l camín ta marcáu. Darréu va una pequeña amuesa de cómo interpretaba Pete, yá de vieyu col so nietu. Paga la pena sentilu y velu. ¡Hasta siempor, Pete!