close
Un recuerdu pa Fontana

Un recuerdu pa Fontana

2013-09-12Il mondoJimmy Fontana555Visitas

Jimmy FontanaMorrió esti día, na so casa natal de Roma, el cantante melódicu italianu Jimmy Fontana. En realidá nun se llamaba asina, pero eso ye lo de menos. Falen agora los papelos de los sos grandes ésitos con estes o aquelles canciones, será verdá, pero pa min Fontana yera’l típicu cantante d’una sola canción. Lo que pasa ye que yera tan guapa que sólo por ella ya merez un llugar na nuestra alcordanza. Esi mundu que xira y xira ensin aparar, acompañónos durante unos años y nun podía faltar nos guateques pa poder sacar a bailar a una moza ensin tener que te descoyuntar con aquello del Rock and Roll. Yo, que siempre fui bastante chepu, tenía qu’esperar a les canciones «lentes» pa poder bailar un par de pieces, enantes que’l graciosu de turnu punxere otra vez a Little Richard.

Pero Jimmy y la so «Il mondo» tienen, amás, pa min un valir simbólicu perespecial. Yera finales del añu 1967 y l’ultimu día que diba a pasar en Bilbao. Quedábenme delles asignatures pa finar la carrera, pero tenía qu’incorporame «a files» en xineru. Dábame repeluznu, pues d’aquella entovía nun esistía eso de ser oxetor o insumisu. Si nun te presentabes preparábente un conseyu de guerra y «tú verás lo que fais». Asina qu’andaba dalgo murniu y señaldosu. Fui colos collacios a despidime de «les siete calles» tomando unos «chiquitos», y nel últimu bar qu’aparamos recuerdo que, como alón, pidí un «chacolí» que, por cierto, naide tomaba d’aquella. Yera vinagre puro. Y cuando principiaben los abrazos y los besos, como música de fondu, sonaba don Jimmy y la so canción, y ún entrugábase que qué diba a ser d’él naquel mundu nuevu que principiaba y que a ónde lu diba a llevar. En fin, nun quiero siguir fadiando con esta historia que ta a puntu camudase nun culebrón unifamiliar. Lo que quería dicir ye que, agora que nos dexa, recuerdo al señor Fontana y a la so guapa historia d’amores que surden o muerren. Hebo un tiempu en que me prestó. Como homenaxe póstumu pongo la so canción. Por cierto, al realizador había que fusilalu. Descanse en paz el cantante italianu.