close
“LUDI”, pa empezar l’añu

“LUDI”, pa empezar l’añu

Pa los que somos de Xixón “de tola vida” (gueyu: non confundir colos del xixonín del alma, esos cursis xeneralmente foriatos) el nome de “Ludi” y el de la so obra cimera, “Un kilo de versos”, tráennos recuerdos de la nuestra neñez perdida, porque fue ésti un personaxe popular onde los hubo y mira qu’hubo munchos. Don Luis Fernández Valdes, qu’esi yera’l so verdaderu nome, nació xunto al ayuntamientu, no que güei son oficines municipales y onde tuvo’l so negociu familiar: “Almacenes el San Luis”.

Home cultu -sabía varios idiomes- del que dicía Ladislao de Arriba (“Ladis”) que yera “un playu con llectures”, vivió dos años en París estudiando Moda y Téuniques publicitaries, que llueu aplicaría con gracia y desenfadu al so propiu comerciu faciendo populares dalgunos anuncios que, en casa mios padres, sabíen de memoria:

Athos, Portos y Aramís
se visten en el San Luis.

O aquel que, yá espaecíu’l comerciu xixonés, tovía repetía la xente mayor:

«Toda mujer elegante
que baile bien el danzón
tiene que comprar la ropa
en El San Luis de Gijón».

La obra cumbre de “Ludi” fue’l so llibru “Un kilo de versos”, publicáu en 1915, con prólogu d’Adeflor y portada del gran Evaristo Valle. Echar una güeyada peles sos páxines ye dase una oportunidá pa la sorrisa y, dacuando, a la risa abierta. N’el “Ludi” canta al nuestru mar: “Cantábrico imponente y rumoroso,/ albergue de mariscos y pescados,/ yo te saludo humilde y respetuoso,/ con una inclinación de treinta grados/…” A la Primavera: “Primavera bendita/ de mis amores,/ reina de los diviesos/ y de las flores,/ que con tiempo tan fresco/ lluvioso y crudo/ vienes a visitarnos/ casi al desnudo./ A simple vista,/ tienes tipo acabado/ de cupletista…” A la Feria de San Antonio, tradicional de Xixón:

PINCELADA DE FERIA
Cosas de las que puedo
dar testimonio,
y que he visto en la feria
de San Antonio:
gitanos con los pelos
“espeluznantes”,
cerdos, vacas, terneros,
mulos bastantes.
(Simpáticos lectores,
me congratulo
de haberos recordado
que hay mucho mulo.)
Mullides, cuerdes, cinchos
y otros arreos,
trientes, tralles, lingazos,
xugos, sobeos
(lo de sobeos, conviene
dejar sentado
que son chismes de cuero
que usa el ganado)
……………………….

Un poema mui simpáticu dedicáu a la sidra y que tien forma de botella: “Rico nectar/ claro y fino/ tu me agradas/ más que el vino./ No te ofendas/ si te abruma/ la tabarra/ de este juma/…”  Y, en fin, por nun dar más la tabarra, el principiu del famosísimu poema escritu n’italiano macarrónicu “Le castelo sangrienti”, del que sabíemos partes enteres:

“Trachedia desarrollata
en el ruinosi castelo
del barón de “Chente Mata”.
¡Si no es cherta e veritata
que m’arranquen un capelo!”

Paisano mundanu, amante de la bona vida, morrió na so ciudá natal en 1937, en plena guerra civil, a manes d’un grupu d’aquellos incontrolaos que tantu dañu ficieron a la causa republicana.