close
El capitán republicanu del Real Madrid

El capitán republicanu del Real Madrid

2012-11-21Perico Escobal404Visitas

Ye una noticia bien murnia que me manda’l mio fíu Xuan, lleída na revista «Líbero», y que recueye una muerte que pasó dafechamente desapercibía pal mundu del fútbol. Esi mundu qu’enllena miles y miles de páxines, coles noticies más fates y superflues qu’esistan (el granu que-y salió na ñalga a Cristianu Ronaldo, o les veces que se llevanta Messi a mexar pola nueche…) y que, ensin embargu, dexa fuera coses como la que comento.

Perico Escobal, capitán del Real Madrid nos años 20 del sieglu pasáu, morrió nel que fue’l so esiliu en Nueva York nel añu 2002. Escobal, militante de Izquierda Republicana, fue condenáu a muerte pol réxime franquista namás entamada la guerra. Acusábenlu de masón (que yera verdá), d’axudar a la supuesta «rebelión» republicana, y de participar na quema conventos en Madrid. Esto último nun sólo nun yera verdá, sinón qu’aidó a escapar a dalgunes monxes d’una d’eses «quemes». Tres d’eses acusaciones, paez que s’escondíen unes envidies pol so nomamientu como inxenieru municipal de Logroño, ciudá na que naciere. A puntu tuvieron de fusilalu, anque llueu, y tres unes años de cárcel nos que garró una enfermedá que lu acompañó siempre (el llamáu «mal de Pott»), pudo fuxir dende Portugalete a bordu del barcu «Magallanes».

Escobal formó una poderosa llinia defensiva nel Real Madrid, equipu nel que debutó con 18 años, formando xunto con Quesada y el porteru Martínez, allá polos años de mil novecientos ventitantos. Yera un defensa mui altu (1,90), poderosu y que diba mui bien al cruce. Tuvo seleicionáu pa xugar con España nos Xuegos Olímpicos de París, en 1924, anque me paez que nun llegó a facelo pues España quedó eliminada al perder con Italia 1-0.

Home de gran cultura, publicó una especie de memories nes que recueye’l so pasu pela cárcel y detalla quiénes fueron los culpables de tolo que-y pasó. El llibru titúlase «Las Sacas», publicáu pola «Biblioteca del exilio», n’edición coordinada pola profesora de Lliteratura de la Universidá de la Rioja, María Teresa González de Garay.

Na páxina d’internet www.errioxa.com, cuéntase una aneudota d’Escobal mui significativa que trescribo: «En la prisión, enfermo y desnutrido, yacía tendido entre las ratas que le corrían por el cuerpo. Su cara contra las frias losas del penal. Entonces llegó Millán Astray, el fundador de la Legión e íntimo del Generalísimo, para sacarlo de allí si él cedía un mínimo en sus ideas.
-¿Qué le digo a Franco? -preguntó, y Patricio contestó:
-Me cago en Franco y en usted.
(Había hombres que eran todavía de una pieza)

Perico Escobal morrió en Nueva York, nel añu 2002, en completa soledá, a tal puntu que’l so cuerpu tuvo en la morgue neoyorquina unos cuantos meses enantes de que fuere enterráu. Hasta tres años depués del socesu, el club del que fue capitán, el Real Madrid, nun punxo una nota na so páxina web recoyendo l’anuncia de la edición de les memories «de Perico Escobal, capitán del Real Madrid condenado a muerte«. Eso fue too. Nun tengo noticia de que la Federación publicare nada, pese a que fuere internacional. Quiciás ye qu’esi tipu de noticies nun interesen al mundu del fütbol, más pendiente del granu de Cristianu o del «pis» de Messi. ¡Qué pena!