close
Tienen que ser los rusos

Tienen que ser los rusos

Sí, tienen que ser los rusos. Nun pue ser que depués de cuarenta años repitiendo les mesmes coses, desplicando les milenta razones que tenemos pa que l’asturianu seya cooficial, retrucando pacientemente a les distintes duldes que se presenten a esi actu xurídicu-alministrativu, y comenciendo a dellos recalcitrantes a que rectifiquen anteriores postures, nun pue ser, repito, qu’entovía haya dalgunos cafiantes que nos quieran volver a los antiguos tiempos, y a repitir los mesmos argumentos. Niégome.

Y ye que, abasta que paeza que les coses meyoren y que la razón pueda llantase na sociedá asturiana, pa que, otra vuelta más, determinaes persones y determinaos medios de comunicación -¡ai los que falen nel nome d’España!- vengan a insultanos o a querer acuartanos con una sinrazón y una inquina dignes de meyor oxetivu.

Asina, dende’l periódicu La Nueva Españal, un rapacetu del que nun quiero dicir nin el nome, insúltanos a traviés d’un vidiu, embaxo’l pretendíu formatu de “polémica”, llamándonos”grupúsculos sectarios muy radicalizados”, al igual que don Claudio (nun m’atrevo a llamalu “Claudillo”) acusaba a la oposición democrática a la Dictadura de “esas minorías de eternos descontentos que a nada ni a nadie representan”. Clavao, oye. Esi rapacetu debe ser un de los siete sabios de Grecia -delatólos la semeya- qu’acudieron a una manifestación escontra la oficialidá. Como, ya n’otru plan mui distintu, un conocíu críticu musical al que respeto nel so campu, pueda falar de la III Encuesta Sociollingüística, emponderando al so autor, el profesor Llera Ramo y falando de la so gran cualificación, pa más alantre afirmar que la encuesta debe tar mal fecha. ¿En qué quedamos? Eso amestao, como dixi más enriba, a los que repiten y repiten los mesmos falsos argumentos, ya desmontaos mil vegaes, de que nun ye una llingua, de que queremos imponer a los neños de teta biberones en bable, y de que somos, en fin, “la caperuza del Ku-klus-klan” (esto ye un guiñu pa los collacios de Conceyu Bable-Xixón)

Asina que como nun-y alcuentro una desplicación racional, imaxino que se trata de cosa de los rusos esos, qu’anden agora mui atareaos rabilando en coses que nun son de la so incumbencia, namás que pa enredar. Polo tanto, voi escribir una carta al Sr. Putin, otra al embaxador rusu y una más al Ballet Bolshoi (nun conozo a más rusos) pa que, d’una vuelta por toes, dexen d’escribir coses escontra la cooficialidá. O si non voi denuncialos delantre’l Presidente del Spartak de Moscú, que tamién lu conozo de cuando xugaba col Ceares. Que se preparen.