close
Tres pequeñes pingarates sobre Tenneco

Tres pequeñes pingarates sobre Tenneco

2014-04-21Tenneco506Visitas

TennecoTán dedicándose-y al asuntu de Tenneco munches páxines y munches valoraciones. Como supongo que tol mundu ta enteráu del desarrollu del tema y la so provisional solución (güeyu a esto, ye provisional) voi aportar namás tres pingaratines que, non por menos sabíes, son interesantes de recordar.

Pingarata primera.- Díxose munches veces pero hai que volver a repitilo: la xunión fai la fuercia. La rempuesta al empar de los trabayadores de la empresa, penriba de situaciones personales y d’afiliaciones o simpatíes sindicales o polítiques, fue’l primer pegoyu sobre’l que principió a llevantase l’horru. Escoyer a un grupu de representantes de la empresa, de compañeros, pa llevar alantre les estratexes, les movilizaciones, les negociaciones, el camín a dir percorriendo en definitiva, fue’l segundu pegoyu nel que se sofitó l’edificiu. Unos representantes apegaos al colectivu, dando cuenta de los pequeños pasos que se diben llogrando y consultando sobre los siguientes a dar.

Pingarata segunda.- La constatación de que los sindicatos tradicionales, sobre too los mayoritarios (CC.OO y UXT) tán nuna cuesta abaxo inaparable. Convertíos nunos órganos anquilosaos, zarraos sobre los sos propios problemes, cuestionaos inclusive na so honorabilidá… va tiempu que perdieron la confianza de los trabayadores, polo menos de los non afiliaos. El caltenimientu d’unos cabezaleros que lleven nos sos puestos años y más años, como cargos vitalicios, non axuda a recuperar dicha confianza. O se renueven y vuelven a los anicios, afitaos nes propies coraes de la clas trabayadora o van finar siendo dalgo «residual».

Pingarata tercera.- La importancia que tien nestos momentos Europa. Siempres consideramos les eleiciones europées como una perda de tiempu, como dalgo inútil pa contentar a vieyos dinosaurios de la política en cata de la xubilación. Hai que camudar esa idea: el tar nes instituciones europées ye positivo y puen facese coses reales. Ye una plataforma pola qu’habría que lluchar. La forma de cómo facelo yá ye más complicada, porque los partíos nun ufierten unes grandes esperances cara al futuru, coles sos llistes d’amigos y compromisos internos. Habrá que probar otros sistemes alternativos.

En resume: termine como termine esti asuntu de Tenneco (entovía hai munches coses nel aire) ya hai unes llecciones que puen aprovechase. Y non ye ésti un casu únicu…

Tags:Tenneco