close
Encantáu cola «Roxa», fartucu de la «Roja»

Encantáu cola «Roxa», fartucu de la «Roja»

2010-07-13362Visitas

Bueno, pues yá somos Campeones del Mundu. Mui bien. Somos los meyores y, amás, demostrámoslo. A mi, que siempre me prestó’l fútbol y lu practiqué modestamente, dame muncha allegría que’l País que representa a tolos países que formamos España, xuegue bien y gane. Y si hai dalgunos recalcitrantes que prefieren que pierda España, por nun sé qué plantegamientos nacionalistes, primero que pidan un Campeonatu de Lliga pa ellos solos, onde los partíos más interesantes sedríen l’Olloniego-Sporting y el Peñamellera-Real Uviéu. Si queremos tar col Madrid, el Barcelona y los demás, tien que ser pa too.

Asina que yo toi encantáu cola “Roxa” que, ensin xugar el so meyor fútbol, fue a dar la cara (y les piernes) contra los meyores equipos del mundu, derrotándolos y proclamándose, por primer vez, Campeona del Mundu.

Pese a que dicen dalgunos (cuasi toos), que Vicente Del Bosque fízolo too bien, creo qu’eso nun ye cierto y que, al mio modestu entender, enquivocóse delles veces. La primera y más clamorosa, l’alineación contra Suiza, partíu que perdimos y que pudo costanos el campeonatu. Nun pue salise a xugar contra un equipu ultra-defensivu con un solu delanteru y una “estrapayada” de centrocampistes que s’estorbaben unos a otros. Pero ye que, amás, el nuestru meyor delanteru, David Villa, nun pue xugar solu en punta, allancáu metanes los dos centrales y arrodiáu por otros cuantos defenses. Poro, Villa xugó meyor y marcó goles cuando tuvo a otru delanteru centru natu, que fixara a los centrales y creara furacos peronde’l guah.e entrara y rematara. Eso víalo un ciegu. El “niño” Torres ta fuera de forma, faciendo la so propia “pretemporada” depués de la lesión, pero sirvió pa distrayer a los defenses y dar llibertá a Villa, arrancando dende l’estremu. Tamién valía Llorente, como se vio nel cachu que salió al campu. Too menos condenar al meyor delanteru a un puestu que nun-y va. Porque ye verdá que Villa pue xugar de delanteru centru, pero n’equipos como’l Valencia, que nun quier el balón, que xuega atrás y tien un contrataque mortal. Ehí, con campu per delantre, sí pue xugar de delanteru centru, y eso que, amás, tien el sofitu de Mata o otru delanteru más. Porque ye verdá que Pedrito tamién lo ye, pero la so situación nel campu foi de centrocampista, y pa xugar nesi puestu sedría meyor sacar a Cesc de mano, o a Silva.

En fin, eso son asuntos téunicos criticables, pero que nun empañen el bon tonu, la entrega y hasta’l bon fútbol que fizo la seleición. Polo demás, tamién ye d’agradecer la imaxen dada pol entrenador, siempre corréutu, respetuosu, tranquilu y en plan “señor”, non como otros exemplos que más valdría nun siguir, incluyíu nos puestos principales, el señor Maradona.

Al llau d’esta valoración tan positiva de la “Roxa”, tengo que dicir que quedé abondamente fartucu de la “Roja”. Ye dicir tolo que en prensa, radio y televisión quixeron vendenos pa comenos “el tarru”. Tou esi grandonismu de caleya, tou esi españolismu baratu, toa esa “cutrez” xeneralizada, toes eses canciones horribles cantando valores “patrios”, toa esa bayura descomanada de símbolos que ficieron ricos a les tiendes de los “chinos”…

Un acontecimientu deportivu, un bon espeutáculu de mases, fue utilizáu y manipuláu pa facenos una “inmersión” d’españolismu de lo más rancio. Por muncho que me preste que gane l’equipu español, nun tengo nada en común cola mayoría d’esos “cafres” que ximielguen les banderes dende los coches, peguen bocinazos y “móñense” cantando unes horroroses canciones y unos “lemas” absurdos. Eso ensin cuntar a los fascistes que tamién aprovecharon pa sacar “les pates del cestu” por aquello de “la ocasión píntenla calva”. Como los que pasaron nun coche enllenu de banderes españoles, pol Parque de la Fábrica del Gas, col “Cara al Sol” sonando a toa marcha y faciendo el saludu nazi pola ventaniella.

Y cuidao, que determinaes povises, camúdense llueu nuna repla fedionda.

Entiéndaseme, nun tengo nada, tolo contrario, escontra eses persones, munches veces en familia, qu’amosaron la so allegría (como fici yo) frente al televisor, banciando la bandera roxomariella. Ya inclusive que salgan a la cai, como cuando equí’l Sporting xubió a Primera. Falo del abusu hasta la fartura, del aprovechamientu, de los mensaxes tapecíos de políticos y «mass-media», d’esi tastu a años sesenta, a Frente de Xuventudes… Eso, la verdá, fartucóme.

Asina, pues, que, a zarrar el paréntesis, a calmase toos un poco, a tornar a la vida normal y a ponese a resolver los grandes problemes del país, que nun son pocos.

¡Y menos mal que queden otros cuatro años pal siguiente mundial… ¡

P.S. Tuviéreme prestao que’l guah.e Villa sacare a rellucir una guapa bandera asturiana, en llugar d’esa “cutre bufanda de “Tuilla”