close
¡Qué llástima tener razón!

¡Qué llástima tener razón!

2012-12-26Rotulación n'asturianu518Visitas

Retorno esti día de pasar la Nuechebona colos fíos y la nietina per tierres gallegues y alcuéntrome n’ «El Comercio» con una noticia que, llastimosamente, vien a confirmar lo que vengo diciendo en comentarios anteriores. Fomento refuga la toponimia asturiana porque «el castellano es el único idioma oficial».

Ta bien facer indagaciones sociales, prospeuciones de mercáu, encuestes y suposiciones al rodiu del tema de la nuestra llingua propia, y plasmalo too ello en «manifiestos» o comunicaos de prensa. Y nun-y quito valir a esos estudios qu’afirmen que parte de la culpa del estáu del asturianu ye de la propia sociedá: ¡Faltaría más! Eso ye tan verdá que si l’actitú de los asturianos fuere, nun voi dicir como la Conseyera «unánime», en defensa de la llingua, pero sí un poco más enfotada, la situación llingüística sedría otra. Claro que sí. Pero con ser too esto interesante ya instructivo, lo que ye verdaderamente importante sigue siendo la llucha pola Oficialidá. Nun nos engañemos, esi tien de siguir siendo l’oxetivu principal de los nuestros esfuercios. Otra cosa ye que nun nos veamos con fuercia suficiente pa llogralo o nun atopemos los caminos pa facelo. Pero mientres dende los despachos de Madrí, o d’Asturies, puedan dicinos como nos diz agora’l Ministeriu de Fomento que: «en aquellas comunidades sin lengua oficial propia, el idioma a emplear en la señalización vertical de carreteras será el castellano», porque nun esisten «soluciones intermedies», de poco val camudar el blancu de los nuestros disparos (perdón pol asonsañamientu militar). Tendremos de siguir viendo tracamundiaos los nomes de los nuestros pueblos y ciudaes, los nomes verdaderos, y sustituyíos por otros falsos que nos impongan dende «les altes esferes». Poro, na defensa de lo nuestro too ye importante, pero hai coses imprescindibles. La Oficialidá ye una d’elles.