close
¡Una goxada!

¡Una goxada!

2012-07-02Campeones Europa 2012397Visitas

Llegué d’un viaxe a la ciudá-campamentu romanu de Segóbriga (Cuenca) xusto a tiempu pa ver la final del Campeonatu d’Europa de fútbol. El partíu, pese a les prevenciones d’última hora pol bon xuegu d’Italia y el «regulín» d’España, resultó una «goxada» pala nuestra seleición. Nun importó l’alliniación, otra vuelta ensin delanteros auténticos, que punxo «la esfinxe» porque los nuestros «piquiñinos» son tan bonos que xueguen de too. Inclusive ensin entrenador. Viéndolos xugar toi seguru de que podríen ser intercambiables, y xugar Serxu Ramos de delanteru, ya Iniesta de defensa. Da lo mesmo. Ye una xeneración irrepetible por ser tantos al mesmu tiempu. Dacuando sal una figura, o dos. Pero tanta intelixencia xunta ye mui difícil d’atopar. Amás, ayeri, ficiéronlo toos al másimu nivel. Recuperando, por exemplu, al meyor Xabi que, pese a lo fartucu que ta de partíos, fízolo como siempre ye esperable d’él. Pa mí, el descubrimientu del tornéu, anque yá sabíemos del so altor, fue Jordi Alba, maraviosu fichaxe que fizo’l Barsa por non munches perres, que defende bien y ye esplosivu n’ataque, con una velocidá endiañada. Perfeutos Ramos (anque nun me caiga bién) y Piqué, y llimitadísimu Arbeloa, que nunca nun afondó pela llinia, pese a tener campu asgaya. Y los piquiñinos xeniales, porque esta vuelta, amás, nun se conformaron con esi xuegu aburríu nel centru’l campu de pasala y repasala, y tuvieron fondura y verticalidá, creando abondes ocasiones. Casillas dio siempres seguridá y fue decisivu nos penalties escontra Portugal. En fin, too allegría frente a una Italia que nunca pudo desendolcar el so xuegu y finó siendo un meru espeutador de la goxada que se-y venía encima. Detalle prestosísimu’l de los xugadores asturianos -Mata y Cazorla- envueltos na nuestra bandera, amosando que patríes hai munches, pero la verdadera ye la que llevamos dientro, la que nos conforma como parte de dalgo íntimo y cercano. Y agora a aparcar tanta hemorraxa d’españolismu y a lluchar porque les coses meyoren n’otros aspeutos, porque pese a ser los campeones, los problemes siguen ehí presentes.