close
Los errores de Del Bosque

Los errores de Del Bosque

2010-11-18fútbolPortugal-España668Visitas

vicente-del-bosqueEl 4-0 que nos encaxó Portugal nel Estadiu de la Lluz de Lisboa, pon de manifiestu los errores d’un seleicionador que sigue enquivocándose y nun ye a adeprender de les derrotes. Eso, amestao al mal rendimientu individual que dieron la mayoría los xugadores, provocó otru ridículu (el d’Arxentina fue l’anterior) que sumar a la «Roja», la campeona del mundu.

El señor del Bosque, un caballeru yá lo sabemos, sigue ensin saber asitiar a los xugadores nel campu. Unos xugadores que cuasi nun necesiten entrenador (qué van a enseña-y a Xavi, a Villa o a Cesc, por poner un exemplu), sinón sólo a daquién que los ordene un poco de mou racional, y qu’escueya un sistema acordies cola xente que tien. Paez qu’eso nun sabe facelo esti «mister». Lo mesmo que nos fizo perder el primer partíu del mundial, escontra Suiza, sigue enperráu en xugar con un solu delanteru cuando los meyores minutos, inclusive nos caberos partíos, siempre son cuando xugamos con dos. Neses ocasiones tuvo de salir Llorente a salvar un poco l’honor. Pero ye que, amás, nin siquier con esi solu delanteru acierta. Villa pue xugar, n’efeutu, na izquierda, pero eso teniendo un referente nel centru que dispute los balones a los centrales, o tenga tanta habilidá de penetración como Messi (máximu goliador de la lliga). Poner a Silva de delanteru centru y a Villa alloñáu del aria fue regalá-yos media hora a los portugueses hasta que, claro, tuvo que lo rectificar. Pero nel segundu tiempu, que cuando ya perdíamos (como siempre) viose obligáu a sacar a los dos delanteros, fízolo con dos xugadores de les mesmes carauterístiques (Torres y Llorente) y que nunca nun xugaren xuntos hasta agora. Les prebes en casa y con gaseosa.

Amás, el xugar con tantu centrocampista, produz un «empachu» na estaya de creación na que se pasa y «repasa» ‘l balón d’un a otru, ensin nenguna fondura, y ensin naide que se desmarca alantre, cenciellamiente porque nun lu hai. Eso, sumao a los problemes de Xavi, al que van a acabar de «matar» faciéndolu xugar llesionáu, al malísimu partíu de Xabi Alonso, el peor dende que xuega na seleición, y la descolocación de la defensa, xunto con esi aire cansín de la que ta contaxáu l’equipu, fizo que viéremos a un Portugal (que tien abondos problemes pa clasificase nel so grupu)  que paecía el Brasil de los meyores tiempos.PORTUGAL-FÚTBOL

Con un bon cierre defensivu, un centru del campu que tamién defendía pero que salíen al contrataque como «tiros», y un xuegu a l’antigua, con dos estremos-estremos qu’entraben como «cuchiellu na mantega» de la defensa española, la seleición portuguesa dionos una lleición futbolística de la qu’hai qu’adeprender. Aquello paecía l’enfrentamientu ente un tren de mercancíes y un AVE.

Abasta yá de tantu repetinos lo del «campeón del mundu». Yá lo sabemos. Pero como nun cambien de seleicionador y preparen los partíos con sentíu común ya illusión, vamos facer entovía munchos ridículos más. Y ye que nun se pue vivir del pasáu, anque seya reciente y rellumante.