close
Sporting: Resume añal

Sporting: Resume añal

2010-05-24Sporting resumen añal442Visitas

o_a_sporting09_sporting_de_gijon_1773_20091223105845Agora que yá finó l’añu futboleru (no qu’a la lliga se refier, quédanos fútbol a fargataes), ye’l momentu de facer una valoración del comportamientu del Sporting a lo llargo del mesmu. Vamos a estremalo en dellos apartaos:

FINAL.- Si como suel dicise, el fin xustifica los medios, nun habría más que falar. L’equipu quedó en Primera, o seya que too taría xustificao. Ensin embargu, fadríamos un flacu favor a la institución si nun fuéremos a comentar dellos aspeutos del devenir de los roxiblancos, nesta singladura a lo llargo de 38 partíos.

L’EQUIPU.- La primer vuelta hai que la calificar de bona. Ficiéronse munchos puntos y l’equipu furruló, como conxuntu, aceptablemente. La segunda vuelta fue dafechamente floxa. Perdióse seguridá, confianza y allegría. Los roxiblancos apaecieron como un conxuntu desorganizáu, ensin un sistema propiu y faltos de condición física. Debió ser un de los peores equipos de la división, mui por baxo, por exemplu, del Xerez que fue l’últimu. Finó dando la impresión de que yeren incapaces de ganar a naide. Nesto influyeron, al mio xuiciu, dos factores: el primeru’l trespasu de Michel al fútbol inglés. El lenense, un xugador dacuando criticáu polos espeutadores, representaba l’equilibriu nel mediu campu y complementaba a la perfeición a Rivera. Michel ye un xugador que paez lentu ensin selo, xuega la pelota a primer toque y ye capaz de facer una falta afayadiza cuando se necesita. Ye absurdo qu’un equipu que nun necesita urxentemente les perres (anque nun sobren, claro), se desfaiga a metada del tornéu d’un de los sos xugadores importantes.  Si baxáremos a Segunda… ¿ónde taba’l negociu? El Segundu factor fue una permala planificación de la preparación física del equipu. Na primer vuelta, cuando les fuercies taben bien, l’esfuerciu nel campu suplía los posibles defeutos de xuego. Xugadores como Rivera, Michel, el mesmu Castro, salía-yos too bien porque les piernes respondíen y el celebru taba osixenáu. Cuando falla la preparación física, nun sal nada a les dereches. El baxón del equipu fue esmolecedor.

LES LLINIES UNA A UNA.- Un grandísimu porteru. Él solu abastóse pa que nun baxáramos a Segunda, ganando dellos puntos que, yá se vio, resultaren decisivos. Una bona defensa. Sólida pel centru, con un Botía que fue un descubrimientu y un Gregory veteranu, bien colocáu, impecable per alto, anque un poco lentu. Los llaterales cumplieron, con un Lora que tuvo de too, por más que finó fisicamente bien, y Canella o Cote tamién cumplidores. Nel centru’l campu, un Rivera xenerosu, cargando cola responsabilidá del equipu y faciendo un poco de too, pero que nos caberos partíos taba «fundíu». De Michel yá falé enantes. Camacho, que l’añu pasáu tuvo bien, fue un náufragu na mayoría los partíos, con dalgún detalle que nun lu absuelve. Los atacantes de banda, fenomenal Diego Castro nel primer terciu de la lliga, baxando llueu bastante y finando dafechamente floxu. Foi de los que más acusó la falta preparación física. Nel enganche De las Cuevas ye un xugador con clas, pero demasiao intermitente pa un equipu modestu como ye’l Sporting. Hai partíos nos qu’apaez un cuartu d’hora y llueu despaez. Prefiero a Carmelo, anque esti añu, ente lesiones y falta entrenamientu nun se lu vio. Na drecha nada de nada. Y alantre, un duo que metió ente los dos ocho goles. Mui poco. Hai que-yos esixir más, porque Barral, tou pundonor, ye mui burru y ciégase nun sitiu onde hai que ser mui llistu, y Bilic ye un xugador mediocre anque mui entregáu a la causa sportinguista.

L’ENTRENADOR.- Como a cuasi tol mundu, cáime bien Preciado, pero ye un entrenador modestu. Ente les sos molinoncualidaes ye la de «facer equipu», llevar bien al vestuariu, nun «casase» con naide y dar moral a xugadores y aficionaos, pero como entrenador… mui floxu. Foi incapaz de dar un estilu definíu al equipu. Na mayoría de los partíos nun sé sabe cuala ye la táctica qu’emplega, si ye qu’emplega dalguna. Y el Sporting xuega demasiao a eso que se llama «fútbol direutu», y que yo llamaría «el patadón», porque lo que ye verdaderamente direuto ye combinar, pasar el balón y nun dar facilidaes a les defenses contraries. Cuando l’equipu lo intentó, xugó meyor y más «direuto». Ta emperráu en facer esi dibuxu nel campu del 4-2-3-1, que pue valir pa dalgunos equipos o pa dalgunos partíos, pero nun pa facelo siempre. La escasez de goles ye preocupante, pero nunca nun intentó un 4-4-2, con cuatro homes nel centru’l campu que lu refuercen, que se puen amestar al ataque ensin dexar desprotexía a la defensa y que, con dos «puntas» móviles, puen facer gol más facilmente. ¿Exemplos? El At. Madrid, con Agüero y Forlán. El At. Bilbao, con Toquero y Llorente. El Villarreal, con Llorente y Rossi. El R. Madrid, con Higuaín y Ronaldo. El Barcelona, con Ibra y Messi. El Sevilla con Luis Fabiano y Kanouté o Negredo, etc. Pues nada. Esti añu fuimos el tercer equipu menos goleador del campeonatu, y asina acabó como empezó, con un solu «punta» perdíu na inmensidá del oceanu. Cambiu típicu: Barral por Bilic, o al revés. Ente los dos 8 goles. Coime, preba otres coses. Lo mesmo colos cambios a lo llargo’l partíu: toos anunciaos.

RESUME.- Dicíalu al empiezu, bien ta lo que bien acaba. Pero nun puen zarrase los güeyos a la realidá pa nun pillanos los deos l’añu que vien. Fai falta un centrocampista que complemente a Rivera. Y dir dando entrada, pocoñín a poco, a esos neños del filial que tienen clas abondo. Un xugador de banda drecha que desequilibre y centre bien. Otru pa la izquierda si marcha Castro. Un delanteru con olfatu de gol (Nino, el del Tenerife, yera de «cine») y un defensa polivalente por si hai lesiones o espulsiones. Una planificación física que dure tol añu, y a ver si l’amigu Preciado se «recicla» un migayu y xune, a les sos virtúes personales, que son munches, les deportives, que son poques. ¡Ah! y yá ta bien de ser l’equipu «simpáticu» y «agradable» per tolos campos que vamos. Hai que dexar de ser simpáticos y ser un conxuntu molestu, incómodu y que «caiga mal». Hai que dir «a cara perru». Asina ye como se saquen puntos.

¡Hasta l’añu que vien, amigos! ¡Ah y… PUXA SPORTING!